Diverso

Cómo cultivar salvia en interiores

Cómo cultivar salvia en interiores

Cortesía de MrMac04 en Morguefile.com

La salvia (Salvia officinalis) es una hierba culinaria indispensable. Es uno de los favoritos para rellenar y condimentar pollo, cordero, salchicha de cerdo, pavo y caza. Una salvia perenne y resistente se puede cultivar en interiores en una ventana soleada y cosechar durante todo el año. Disfrutar de la salvia fresca al cocinar es fácil con una planta de salvia en maceta cerca. Al crecer a una altura de dos pies en exterior, se espera que la salvia de interior en maceta crezca hasta la mitad de esa altura. Las plantas podadas pueden mantener una apariencia ordenada y tupida que las convertirá en un atractivo punto focal y tema de conversación.

Plantando salvia

Paso 1

Seleccione una pequeña planta de salvia que sea tupida y uniformemente verde. Las variedades de colores especiales como la salvia amarilla y la salvia tricolor también prosperarán en interiores.

Paso 2

Trasplante las plantas pequeñas en macetas de 4 a 6 pulgadas a las que ha agregado una capa de guijarros en el fondo para el drenaje.

Paso 3

Llene la maceta hasta 3/4 de su capacidad con tierra para macetas de calidad.

Paso 4

Marque las raíces fibrosas expuestas y agregue la planta al suelo.

Paso 5

Cubra las raíces de las plantas con tierra hasta la base del tallo, firme en su lugar y riegue abundantemente.

Cuidado de las plantas de salvia de interior

Paso 1

Proporcione a la salvia un mínimo de seis horas de luz brillante al día. Coloque la planta en una ventana orientada al oeste o al sur para obtener la luz más cálida. Si nota que la planta se pone de piernas largas, necesita más luz. Moverlo más cerca de la ventana puede ayudar, pero la mejor solución a un problema de poca luz es complementar la luz natural con luces de cultivo de plantas.

  • Seleccione una pequeña planta de salvia que sea tupida y uniformemente verde.
  • Marque las raíces fibrosas expuestas y agregue la planta al suelo.

Paso 2

Coloque la salvia donde esté fuera de las corrientes de aire creadas por los conductos de ventilación de la calefacción, ventanas abiertas o puertas exteriores.

Paso 3

Mantenga la salvia uniformemente húmeda, pero nunca deje que sus raíces se asienten en el agua.

Paso 4

Lave la salvia en el lavabo o en la ducha una vez al mes para mantener las hojas de guijarros libres de polvo.

Paso 5

Coseche las hojas de salvia según sea necesario, pero no coseche más de la mitad de la planta en una temporada.

Paso 6

Dale forma a la planta periódicamente para evitar que se vea desigual. Corta el crecimiento leñoso según sea necesario.


Ver el vídeo: TOP 10 consejos para cultivar plantas aromaticas en maceta - Regar, Podar, Fertilizar, Sol, Plagas (Octubre 2021).