Diverso

Cómo cuidar un rosal

Cómo cuidar un rosal

Los rosales, también conocidos como estándares de rosas, pueden ser bastante hermosos y atractivos si se cuidan y cuidan bien. El cuidado adecuado asegurará que el rosal no solo sobreviva, sino que continúe prosperando.

Coloque su rosal en un área que reciba plena luz solar. Los rosales se desarrollan mejor en áreas donde reciben luz solar total durante seis o más horas al día. En áreas con menos cobertura solar que esta, su rosal se volverá delgado y producirá menos.

Inspeccione su rosal en busca de signos de daño por insectos o infección por hongos una vez por semana. Busque signos de daño en las hojas y tallos o puntos negros como indicadores de este tipo de daño. Para prevenir problemas, use un aerosol de rosas orgánico para ayudar a proteger su rosal. Use el spray de rosas como se indica en el producto individual para obtener mejores resultados.

  • Los rosales, también conocidos como estándares de rosas, pueden ser bastante hermosos y atractivos si se cuidan y cuidan bien.
  • En áreas con menos cobertura solar que esta, su rosal se volverá delgado y producirá menos.

Riega y fertiliza tu rosal con regularidad. A los rosales les gusta mucha agua, así que déles suficiente para evitar que se sequen. La frecuencia necesaria dependerá del clima en el que se cultiven y de la cantidad de lluvia recibida. Para fertilizar, aplique según las instrucciones del paquete.

Muerte sus rosas después de que se agote la flor. Use tijeras de podar para cortar las flores después de que hayan florecido y mueran. Esto ayudará a evitar que el moho y los hongos se afiancen en su rosal, además de alentar al rosal a producir flores adicionales.

  • Riega y fertiliza tu rosal con regularidad.
  • Use tijeras de podar para cortar las flores después de que hayan florecido y mueran.

Estaca tu rosal. Esto es absolutamente esencial ya que los rosales son pesados ​​en la copa, lo que los hace particularmente vulnerables al daño del viento. Con un martillo o un trineo ligero, plante suavemente una estaca junto al rosal. Use cordel de jardín para atar el árbol a la estaca, dándole soporte adicional.

Poda tu rosal. Para mantener la forma estéticamente agradable de su rosal, deberá podarlo cada año. Generalmente, el mejor momento para una poda extensa será a fines del otoño o principios del invierno. Recorta las ramas que sobresalgan o parezcan ir en contra de la forma deseada del rosal. Bajo ninguna circunstancia se debe podar la caña central, ya que esto hará que el rosal sea más vulnerable a insectos y enfermedades.

  • Esto es absolutamente esencial ya que los rosales son pesados ​​en la copa, lo que los hace particularmente vulnerables al daño del viento.
  • Bajo ninguna circunstancia se debe podar la caña central, ya que esto hará que el rosal sea más vulnerable a insectos y enfermedades.


Ver el vídeo: APLICA ESTO A TUS ROSAS Y TE SORPRENDERÁS DE LOS RESULTADOS (Enero 2022).