Información

Ganadería ecológica

<span class=Ganadería ecológica" />

Agricultura biológica

LIFOAM, la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica, define la agricultura orgánica de la siguiente manera: Todos los sistemas agrícolas que promueven la producción de alimentos y fibras de una manera saludable desde el punto de vista social, económico y ambiental. Estos sistemas tienen como base de la capacidad de producción la fertilidad intrínseca del suelo y, respetando la naturaleza de las plantas de los animales y el paisaje, optimizan todos estos factores interdependientes. La agricultura orgánica reduce drásticamente el uso de insumos externos mediante la exclusión de fertilizantes, pesticidas y medicamentos químicos sintéticos. En cambio, utiliza el poder de las leyes naturales para aumentar los rendimientos y la resistencia a las enfermedades.
Con el término biológico, en Italia, Grecia, Francia, Holanda y Portugal, o con el término ecológico, en España, Dinamarca, Alemania y Suecia, u orgánico en los países de habla inglesa, nos referimos a lo que se obtiene, vegetal o animal, a través de un método de producción que no utiliza productos sintéticos y que respeta una serie de reglas que obligan al fabricante a operar.
El concepto de agricultura orgánica se originó a principios del siglo XX, especialmente en Europa central. Hay tres movimientos principales:
- En Alemania, para la inspiración de Rudolf Steiner, quien desarrolló la doctrina antroposófica, nació la Agricultura Biodinámica;
- La agricultura orgánica nació en Inglaterra inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial y se origina principalmente de las ideas de Sir Howard;
- en Suiza, en la década de 1940, Hans Peter Rusch y H. Muller definieron el método de la agricultura orgánica.
La agricultura orgánica se desarrolla espontáneamente sin referencias regulatorias y liberada de las leyes del mercado.
A partir de los años sesenta, el crecimiento del movimiento se aceleró: el daño ambiental creciente y una conciencia diferente de cómo y qué comer, solo son suficientes para impulsar la agricultura, donde el uso de la química se reduce y se controla más. En esos años nació un verdadero mercado orgánico, cada vez más amplio, diferenciado, dirigido a las grandes ciudades del norte de Europa que estimula la agricultura en esos países. España, Portugal e Italia comienzan a convertirse en proveedores de estos mercados.
En los años setenta, se desarrollaron sistemas de control y certificación, inicialmente de una manera algo caótica, luego con reglas cada vez más claras y completas. LIFOAM nació en Francia en 1972 y reúne a más de 500 movimientos de operadores orgánicos de los cinco continentes, para un total de 90 países.
Solo en 1991 con el Reglamento CEE 2092 (entró en vigor el 1 de enero de 1993) existe el reconocimiento oficial y la regulación del método de producción, así como la transformación y comercialización del producto orgánico. El sector zootécnico, que estará regulado por el Reglamento CEE 1804/99 que entró en vigor el 24/8/2000, fue excluido, con la excepción de algunos puntos (prohibición del uso de organismos genéticamente modificados y sus derivados en la alimentación animal) que se convirtió en obligatorio por inmediatamente.

Desde el 1 de enero de 2009, el marco regulatorio de la UE relacionado con la producción agroalimentaria obtenida con el método orgánico ha cambiado profundamente. El Reglamento CEE 1804/99 fue derogado por el Reg. CE 834/07

Reg. 2092/91 - Reg. 1804/99 (derogado por el Reg. 834/07)

El compromiso de lanzar una legislación específica y complementaria para la cría orgánica de animales ya se había hecho con el primer reglamento (1991). El retraso de 8 años se explica teniendo en cuenta dos hechos:
- Diferencia de lectura de la zootecnia (no solo biológica) a nivel europeo en cuanto al clima, factores estructurales (tamaño de las granjas) y factores socioculturales (historia, tradición);
- la presencia en muchos estados miembros del norte (Austria, Dinamarca; Francia, Gran Bretaña) de legislación nacional sobre cría de animales orgánicos también emitida previamente a la regulación 2092/91, mientras que en otros (incluida Italia) se siguieron directivas y direcciones consagradas en IFOAM pero no ratificado oficialmente por la Unión Europea.
En la Comunidad, por lo tanto, se produjeron situaciones muy diversificadas que a veces condujeron a dificultades operativas y medidas controvertidas como, por ejemplo, la ocurrencia o la amenaza de incautaciones de productos ganaderos orgánicos por irregularidades objetivas o presuntas.
Otro momento para recordar es 1992 con el Reglamento CEE 2078 a través del cual se introducen medidas de apoyo en la reforma de la PAC a las empresas que se comprometen a reducir el uso de numerosos productos sintéticos.
El concepto de cría orgánica de animales es liderar una granja que sea respetuosa con el animal, el medio ambiente y el consumidor. Los animales de granja son importantes porque:
- cerrar el ciclo ecológico de la empresa;
- suministran estiércol, acondicionador del suelo y fuente principal de sustancia orgánica en la agricultura orgánica;
- producen leche, carne y sus derivados;
- requieren áreas de forraje que eviten rotaciones de cultivos demasiado apretadas y promuevan la fertilidad del suelo.
Un aspecto importante sancionado por el Reglamento 1804/99 y confirmado por los decretos de implementación ministeriales es el criterio de kilogramos de nitrógeno por hectárea por año de origen animal. Hecho igual a 170 kg por hectárea, este elemento afecta el número de animales que pueden criarse según la categoría (ver tabla a continuación).
Otro punto sancionado por el reglamento se refiere al bienestar animal (un aspecto cada vez más considerado por los consumidores) y al uso de razas históricas o mejoradas, pero siempre bien adaptadas al medio ambiente. Se sanciona la obligación de controlar toda la cadena de suministro a través de un organismo certificador y, finalmente, las ventanas se dejan abiertas, ya sea de forma temporal o definitiva, de modo que sean posibles las adaptaciones locales o regionales. En caso de conversión de una cría comercial a una cría orgánica, es necesario esperar un cierto período de tiempo antes de poder declarar las producciones orgánicas.
El reg. 1804/99 se implementó en cada país miembro por decretos ministeriales, según lo previsto en la comunidad. En Italia, el Ministerio de Agricultura y Políticas Forestales, en consulta con el Ministerio de Salud, trazó las directrices para la aplicación de la regulación a través del Decreto Ministerial del 8/8/2000 seguido de un segundo decreto n. 182, publicado en la G.U. el 7 de agosto de 2001.

Número máximo de animales por hectárea por especie.

Animales equinos mayores de 6 meses.2
Terneros para engorde5
Otro ganado5
Ganado macho de 1 a menos de 2 años.3,3
Hembras de 1 a menos de 2 años.3,3
Ganado macho de 2 años en adelante2
Novillas reproductoras2,5
Vaquillas para engorde2,5
Vacas lecheras2
Vacas lecheras para reformar2
Otras vacas2,5
Cría de conejos100
Oveja13,3
Cabras13,3
Lechones74
Cerdas reproductoras6,5
Cerdos de engorde14
Otros cerdos14
Pollos de mesa580
Gallineovaiole230

ORIGEN DE LOS ANIMALES
En caso de conversión de una cría comercial a una cría orgánica, es necesario esperar un cierto período de tiempo antes de poder declarar las producciones orgánicas. Los tiempos son:

  • 12 meses para equinos y ganado vacuno

  • 6 meses para pequeños rumiantes y cerdos (4 meses hasta 2003)

  • 6 meses para animales lecheros (3 meses hasta 2003)

  • 10 semanas para pollos de engorde de menos de 3 días

  • 6 semanas para gallinas ponedoras

Por otro lado, si comienzas desde cero y el establo quiere nacer orgánico, debes recurrir a animales cuyos padres ya son biológicos. Sin embargo, dada la actual consistencia limitada del ganado orgánico, ya se prevén excepciones, siendo la más importante la que permite la compra de animales convencionales siempre que sean viejos:

  • menos de 18 semanas para pollos para la producción de huevos

  • menos de 3 días para pollos de engorde

  • menos de 6 meses para búfalos

  • sin embargo, menos de 6 meses para potros y terneros que acaban de destetar

  • siempre después del destete y dentro de los 45 días para ovejas y cabras

  • inmediatamente después del destete y menos de 25 kg para lechones.

Para el año 2003 habrá que verificar la disponibilidad de animales orgánicos y, por lo tanto, las excepciones pueden tener que ajustarse.

SUMINISTRO
La comida debe ser estrictamente orgánica. Dicho esto, no hay limitaciones y la fuente de alimentación puede ser de cualquier tipo. Como excepción temporal hasta 2005, el 10% son admisibles para herbívoros y el 20% para alimentos monogástricos de alimentos convencionales con las características que veremos más adelante. Estos porcentajes se expresan sobre la materia seca del producto agrícola anualmente y mantienen un máximo del 25% en la ración diaria. El producto en conversión se puede utilizar hasta un máximo del 30%, que se puede aumentar al 60% en el caso de la producción de la empresa. Para poligástricos, al menos el 60% de la ración debe estar compuesta de forraje fresco, ensilado o seco. La ración para el engorde de aves de corral debe contener al menos un 65% de cereales. El porcentaje de producto convencional utilizado no puede ser de ningún tipo, pero se informa una larga lista de productos admitidos, que en resumen son todos productos vegetales, siempre que no se traten con solventes y en algunos productos animales (leche y subproductos). También se enumeran las listas de sustancias minerales utilizables, ensilajes y aditivos para piensos y otros productos específicos, entre los que se destacan las vitaminas también de origen sintético siempre que sean idénticas a las naturales (solo para alimentos).

TRATOS
Se permiten 2-3 ciclos de tratamiento con medicamentos alopáticos en un año o en un ciclo si se trata de animales con vida inferior a un año. El uso de medicamentos alopáticos obtenidos por síntesis química en forma preventiva no está permitido en la agricultura ecológica. Otro gran capítulo es el relativo a la prohibición del uso de cualquier cosa que contenga o se derive de organismos genéticamente modificados con la única excepción de los medicamentos veterinarios. El uso de sustancias destinadas a estimular el crecimiento o modificar el ciclo reproductivo de los animales no es compatible con los principios de la agricultura orgánica. En principio, la reproducción de los animales debe basarse en métodos naturales, sin embargo, se permite la inseminación artificial mientras que el trasplante de embriones está prohibido. Todos los mamíferos deben tener acceso a pastos o espacios abiertos siempre que las condiciones lo permitan. Solo la fase final de engorde del ganado bovino, porcino y ovino para la producción de carne puede tener lugar en el establo, durante un período de menos de una quinta parte de su vida o, en cualquier caso, durante un máximo de 3 meses. Está prohibido criar terneros en cajas individuales después de una semana de edad. Para las aves de corral y las abejas, se proporcionan reglas detalladas sobre las condiciones de reproducción, pero también sobre la edad mínima antes del sacrificio. La identificación de los productos animales debe garantizarse durante todo el ciclo de producción, preparación, transporte y comercialización.

Puestos y pastos
Las condiciones de alojamiento de los animales deben satisfacer sus necesidades biológicas y etológicas. La vivienda en regiones con condiciones climáticas que permiten la vida al aire libre no es obligatoria. Los establos deben tener superficies mínimas cubiertas y descubiertas. La vivienda fija normalmente está prohibida


Vídeo: Campechanos. Un agricultor de cultivos tropicales y otros Campechanos de Cádiz, Málaga y Córdoba (Octubre 2021).